SD Eibar, el milagro de la seriedad

Por primera vez en su historia la Sociedad Deportiva Eibar asoma la cabeza entre los mejores. El modélico proyecto encabezado por Álex Aranzábal basa sus éxitos en la prudencia económica y en la seriedad a todos los niveles. No resulta frecuente hablar de un club de fútbol tan modesto que cierre los ejercicios con superávit, ni que una población de 27.000 habitantes pueda abordar una ampliación de capital como la lograda durante este verano.

Futbolísticamente no puede ser de otra forma. Cesiones y traspasos con un coste exiguo han vuelto a protagonizar los movimientos durante la actual pretemporada. El equipo debe reinventarse tras las diez bajas sufridas y buscará convertir Ipurúa en un fortín. Solo así se podría lograr el milagro de la permanencia. Y es que nada se le podrá exigir a esta humilde plantilla, cuya ambición le invita a autoimponerse el objetivo de dejar en la tabla clasificatoria a tres conjuntos por debajo.

Las incorporaciones de Abraham Minero y Didac Vilà tratarán de hacer olvidar la zurda de Yuri, que vuelve a la Real. Por lo demás, Borja Ekiza debería aumentar la competencia entre centrales, mientras que Dani Nieto,  Saúl Berjón, Javi Lara, Ángel Rodríguez y Federico Piovaccari afrontarán el reto de sumar en ataque más de lo que lo hacían Gilvan Gomes, Jota y Morales. Complicado por la falta de experiencia al máximo nivel. Manu del Moral, que llega tras un año con problemas físicos, deberá sumar en el apartado anotador y Derek Boateng buscará la titularidad en el doble pivote, mientras que Dejan Lekic, fichaje de última hora, buscará dar continuidad a su buena temporada en Gijón. Asimismo, Jaime Jiménez reforzará la portería y disputará el puesto a Irureta, Zamora de la Liga Adelante 2013-2014.

Gaizka Garitano afronta un reto mayúsculo y buscará armar un bloque que se caracterice por su rocosidad en torno a un 4-2-3-1 en el que el doble pivote se junte mucho con la línea defensiva y no conceda espacios. Los 65 metros de anchura de Ipurúa complican el juego rival por bandas, por lo que será fundamental no conceder huecos en la zona central, así como ejercer una presión asfixiante sobre los adversarios que les impida mostrar su presumible superioridad técnica. La ausencia de Jota Peleteiro no ha sido cubierta con un futbolista técnicamente similar, por lo que parece complicado repetir una apuesta como la del año pasado.

Los ataques deberán ser rápidos y sorpresivos, ya que el Eibar no dispone de organizadores con visión de juego, aunque sí de gente peligrosa arriba, especialmente Ángel, Piovaccari y Dani Nieto. Javi Lara deberá también ofrecerse y abrir un camino hacia el gol por su zona de influencia, aunque la inexperiencia de todos ellos en la máxima categoría constituirá el principal quebradero de cabeza de Garitano, que deberá apoyarse en Manu del Moral como guía en ataque. Las jugadas a balón parado también supondrán un recurso vital para un equipo tan limitado en cuanto a talonario.

[rev_slider slider21]

Porteros

A priori, la portería está bien cubierta. Xabi Irureta, guardameta que destaca por su agilidad, se perfila como titular, pero contará con la competencia de Jaime Jiménez y Jon Irazusta. Perfil modesto pero que puede bastar para defender con éxito el marco propio.

Defensas

Una línea en la que se echará de menos a Yuri, lateral izquierdo con gran potencial ofensivo cedido por la Real Sociedad en la pasada temporada. Para cubrir su hueco, llega desde Zaragoza Abraham Minero, mientras que por la derecha probablemente se mantendrá Lillo como titular. Como recambios quedarán Didac Vilà, convaleciente de una lesión, y Eneko Bóveda, futbolista de la casa. En Primera no será fácil que los laterales ataquen demasiado, por lo que básicamente se les pedirá solidez defensiva. Para la zona central se espera que Raúl Albentosa, Raúl Navas y Borja Ekiza se disputen los dos puestos, con el veterano capitán Txema Añibarro esperando una oportunidad. Todos ellos centrales altos y contundentes que no se andarán con tonterías en el área propia.

 

Centrocampistas

Renovación al máximo. Una sala de máquinas en la que se mantienen Dani García y Jon Errasti, jornaleros que ya dejaron su sello durante la temporada pasada. Mientras, Derek Boateng deberá demostrar que se merece un sitio en el once, pues su trayectoria en los últimos tiempos no parece un gran aval En cambio, por delante, todo serán cambios. Dani Nieto deberá confirmar en el extremo izquierdo que sus seis tantos con el filial del Barcelona se pueden mejorar en tierras guipuzcoanas. Pese a sus 23 años de edad, su capacidad de desborde en este Eibar se supone vital para inquietar el área rival. Javi Lara, por su parte, debutará en la máxima categoría y tratará de mostrar su buen toque de balón en la zona de tres cuartos, si bien la titularidad debería ser inicialmente para Manu del Moral, cuyas irrupciones en ataque serán primordiales. Para la derecha cuenta otro hombre de la casa, Ander Capa, que podría ceder su sitio al ovetense Saúl Berjón, futbolista con buenas condiciones para actuar como extremo.

 

Delanteros

Un solo puesto para cuatro candidatos. Mikel Arruabarrena aportará corpulencia y oportunismo ante los balones divididos, pudiendo jugar en punta o por detrás de Ángel Rodríguez, que ofrece un perfil más menudo, con rapidez y capacidad goleadora como principales virtudes. Federico Piovaccari llega con fama de goleador en ligas menores como la Serie B italiana o la Liga I rumana. Le toca demostrar que en una liga potente también puede ver puerta con facilidad. La cuarta opción la representa Dejan Lekic, internacional serbio de 1,93 de estatura con experiencia previa en Osasuna y Sporting de Gijón. La competencia está servida.

 

No parece posible hacer más con menos. Sobra decir que el objetivo de este equipo no es otro que mantenerse en Primera, aunque sea de penalti injusto en el minuto 95 de la jornada 38. Pero si no lo logran, la vida continuará con total naturalidad. La robustez del proyecto ofrece tales garantías que la sonrisa no se borrará del rostro de los eibarreses. A ilusión nadie les ganará y a capacidad para generar envidia sana tampoco. Sin duda, este año valdrá la pena visitar Ipurúa.

Gaizka Garitano inicia su segunda temporada al frente del Eibar. Tras su paso por el filial, dos fantásticas temporadas han dado como fruto sendos ascensos que sitúan al equipo en la máxima categoría

Manu del Moral - Peligro ante el marco rival llegando desde segunda línea

Dani Nieto - Eléctrica promesa que buscará desbordar por banda izquierda

Xabier Irureta - Símbolo de la cantera, buscará hacerse un nombre en Primera

Momento Injusto

El 18 de junio de 2005 el Eibar llegaba a la última jornada de liga con la posibilidad de lograr el ascenso a la Primera División. Necesitaba lograr el triunfo ante el Racing de Ferrol en Ipurúa y que uno de sus dos rivales, Celta o Cádiz, no ganase. Un gol de Joseba Llorente colocaba a los armeros en la máxima categoría, pero los tantos de Oli y Jandro devolvían al Eibar a la cuarta posición. Mario Bermejo empataría para el Racing en Ipurúa, dejando a los David Silva y compañía sin ascenso tras una histórica temporada.

Pepe Sarria

Pepe Sarria

Me encanta el deporte en general y el fútbol en particular. Soy fan del Celta y enamorado del fútbol de selecciones. Holanda de Cruyff, Brasil de Tele Santana, Colombia de Valderrama o Francia de Zidane son solo algunas de mis favoritas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>