Rivaldo, la zurda salvaje de la favela

Una de las retiradas ilustres de este año ha sido la del carioca Vítor Borba Ferreira Gomes (mundialmente conocido como Rivaldo), a la edad de 41 años y tras media vida en el fútbol. Este brasileño de talento exhuberante, -Balón de Oro en 1999- desempeñó su dilatada carrera en gran cantidad de equipos. Su paso por España le enfundó el título de futbolista imperdible y le lanzó a la cabeza de la hegemonía futbolística mundial, pasando sus mejores años como profesional del balompié.

De físico delgado e inconfundible silueta, toda esa aparente fragilidad estaba gobernada por una técnica exquisita, que concentraba en su pierna izquierda toda la majestuosidad de su fútbol.

Sus versátiles características como jugador le permitían dominar varias facetas del juego y moverse con soltura por toda la zona de ataque. Era capaz de dejar atrás a contrarios con regates en seco gracias a su enorme calidad, aunque su físico fibroso y espigado también le permitía regatear en carrera.

Todo esto se fraguaba en la zona siniestra de su cuerpo, en la que tenía un cañón que era capaz de armar a pie parado para sacar latigazos desde cualquier posición, siendo además un consumado especialista en los golpes francos. Su estatura (1,86 m) le permitió destacar también como excelente cabeceador. Éstas cualidades hicieron de Rivaldo un goleador excepcional pese a no ser delantero nato.

Pero hacer goles no era su única virtud. Era un jugador que se desenvolvía de forma inabarcable en la mediapunta, sacando a relucir su depurada visión de juego, siendo habitual verle asistiendo a sus compañeros o participando en jugadas combinativas. Su apertura de piernas en la final del mundial de 2002, —dejando pasar el balón para que Ronaldo lo mandara a la red—, define esa facilidad para leer el juego.

Sus recursos técnicos lo convertían en un jugador, si cabe, más memorable: taconazos, rabonas, chilenas… Todos quedarán guardados para siempre en la memoria colectiva del aficionado al fútbol. Sin duda, Rivo era uno de esos futbolistas que se saben tocados por un don.

Con estas cualidades es indudable que dejó huella en los equipos por los que pasó. Después de unas temporadas en Palmeiras y tras un año superlativo en la Coruña, asumió el reto de jugar en un Barcelona en el que pudo estar mejor acompañado, y donde llegó a tener que sacarse de la manga una chilena en el último minuto de una liga para acabar cuartos. Sólo dos ligas y una copa le hicieron mudarse a Italia después de ser campeón del mundo.

Sin continuidad en el juego, y después de una vuelta fugaz a Brasil en Cruzeiro, volvió a Europa, a la liga griega, dónde permaneció 4 años entre Olympiacos y AEK. Los años le hicieron buscar nuevos retos propios para su edad, hallándolos en Uzbekistán y Angola —con otra vuelta a Brasil entre medias— justo antes de acabar su carrera en São Caetano y Mogi Mirim, su equipo de toda la vida, donde pudo cerrar el maravilloso círculo compartiendo cancha con su primogénito Rivaldinho.

Al pensar en Rivaldo es fácil caer en la nostalgia con el recuerdo de aquél fútbol elegante, de aquella zurda explosiva, de la calidad que fluía por sus piernas como en un diluvio de fútbol.

Momento cumbre

La victoria de Brasil en la Copa Mundial de Corea y Japón en 2002, no sólo significó su cumbre como futbolista, sino que, además, supuso la última gran exhibición de Rivaldo en el fútbol de primer nivel. Sus actuaciones a lo largo de todo el campeonato, así como en la final frente a Alemania (2-0) fueron totalmente decisivas.

Momento injusto

En Milán consiguió el trofeo que en el Barça le había sido negado año tras año. Fue la Champions de 2003 (ganada en penaltis tras 0-0 ante la Juventus), competición en la que comenzó como titular, pero acabó perdiendo peso, pasando a ser suplente en cuartos y semifinales para, injustamente y a pesar de las prórrogas, no disputar ni un sólo minuto de la final.

Datos personales

Vitor Borba Ferreira Gomes, Rivaldo

19 de abril de 1972, Paulista, Brasil

Trayectoria profesional

  • Santa Cruz (1991-1992)
  • Mogi Mirim (1992-1993)
  • Corinthians (1993-1994)
  • Palmeiras (1994-1996)
  • Deportivo de La Coruña (1996-1997)
  • Fútbol Club Barcelona (1997-2002)
  • AC Milan (2002-2004)
  • Cruzeiro (2004)
  • Olympiakos (2004-2007)
  • AEK Atenas (2007-2008)
  • Bunyodkor (2008-2010)
  • São Paulo (2011)
  • Kabuscorp (2012)
  • São Caetano (2013)
  • Mogi Mirim (2014)

Palmarés

Títulos nacionales

  • Liga Brasileña (1994)
  • Liga Española (1998, 1999)
  • Copa del Rey (1998)
  • Supercopa de España (1999)
  • Copa de Italia (2003)
  • Liga Griega (2005, 2006, 2007)
  • Copa de Grecia (2005, 2006)
  • Liga Uzbeka (2008, 2009)
  • Copa de Uzbekistan (2009)
  •  

Títulos internacionales

  • Supercopa de Europa (1997)
  • UEFA Champions League (2003)
  • Copa América (1999)
  •  
  • Bronce en los Juegos Olímpicos (1996)
  • Copa Confederaciones (1997)
  • Copa del Mundo (2002)
Javier Ortega

Javier Ortega

Feliz con un balón entre los pies y una canción en la cabeza... Here, there, and everywhere.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>