Levante UD, la necesidad de brillar sin la estrella

Hay diversas formas de admirar a un club: por su historia, su palmarés, su afición, su juego, sus jugadores… Pero el Levante UD es admirable por otro motivo. Probablemente por uno de los más valiosos y menos comunes: su inteligencia. En el fútbol modesto se ha convertido en el modelo a seguir tras atravesar una gravísima crisis económica y deportiva que comenzó en el año 2008. Una deuda que no dejaba de crecer, una directiva incompetente, un equipo que estaba más centrado en cobrar las nóminas que en jugar sus partidos y una afición que pagaba por todo. La receta del desastre, en otras palabras.

Pero en 2010, tras conseguir el ascenso a Primera Divisón, nació el Levante que conocemos hoy. El secreto no es tan secreto como puede parecer, simplemente tienen unos ojeadores de primera categoría para traer talento barato y convertirlo en oro o plata, en el peor de los casos. Véase Keylor Navas, oro puro, o Arouna Koné, cedido por el Sevilla. Otras de las claves está en la contratación de veteranos, curtidos en mil batallas, que pueden jugar a un alto nivel durante 2 o 3 años y a bajo coste –casos de Barkero, Ballesteros, Juanfran o Munúa-. La apuesta ha funcionado, pues, desde su último ascenso, en la temporada 2009-2010, el Levante ha terminado en las siguientes posiciones:  14º (45 pts), 6º (55 pts), 11º (46 pts) y 10º (48 pts). En la temporada 2014-2015 no han cambiado su hoja de ruta.

El Levante ha vuelto a confiar en los veteranos: por tercer año consecutivo presenta la plantilla más veterana de toda la Liga y desde su último ascenso tiene una de las tres plantillas más veteranas de toda la Liga. El otro pilar será su defensa colectiva, pues en las últimas cuatro temporadas solo en la temporada 2012-2013, cuando hubo sospechas de compra de partidos en los que el Levante se habría dejado ganar, no tuvo una de las ocho mejores defensas de toda la Liga. Las altas del Levante son muy interesantes y van a dar más opciones al nuevo entrenador, Jose Luis Mendilibar, perro viejo que también sabe una cosa o dos de defensa.

[rev_slider slider26]

Porteros

Se ha ido sin duda el hombre más importante, el portero Keylor Navas, que ha dejado diez millones de euros en las arcas del Levante. Para ocupar su lugar, se ha procedido a la contratación del ex portero madridista, Jesús Fernández, por dos temporadas. El Mundial de Brasil nos ha demostrado de nuevo que tener a un portero de élite vale su peso en oro para lograr los objetivos propuestos. Sin duda, la defensa colectiva tiene que ayudar a los nuevos inquilinos bajo los postes, pues el Levante fue el equipo que más disparos en contra permitió por partido la temporada pasada, según las estadísticas.

 

Defensas

Ninguna novedad en cuanto a altas en la defensa y las bajas ni se notarán. Se apostará por los mismos hombres que hubo el año pasado. La veteranía y experiencia de Juanfran, David Navarro, Loukas Vyntra y Pedro López será más necesaria que nunca tras el cambio de guardameta. Asumimos que los suplentes dispondrán de minutos, ya que la temporada pasada el Levante fue el tercer equipo más amonestado de toda la liga y los hombres de esta linea son los primeros en percibir este tipo de sanciones.

 

Centrocampistas

Quizás la baja más importante sea la de Pedro Ríos, que tan solo jugó 728 minutos en toda la liga, anotando un gol. El gran conjunto del centro del campo titular se mantiene prácticamente intacto. Una novedad que va a ser interesante será la de Jaime Gavilán por el flanco izquierdo. Cuajó buenas temporadas en el Getafe y, cuando tiene un buen día, es capaz de volver loco por sí solo a la defensa rival. Simao está llamado a ser el ancla del equipo en el centro del campo. Ivanschitz, de nuevo, estará obligado a canalizar el juego del Levante. Gavilán puede verse obligado a ayudar mucho en este aspecto.

 

Delanteros

La línea más necesitada del equipo. El Levante siempre tuvo buen ojo y buena suerte a la hora de fichar delanteros (así fueron los casos de Koné o de Caicedo) y esperan repetir con Rafael Martins. La escasa efectividad del año pasado les obliga a mejorar en este aspecto. La temporada pasada fue el equipo que menos tiros a puerta promedió por partido promedió. Sea Martins, Barral o Casadesús, esta temporada necesitarán anotar más goles que nunca, o el equipo podrá verse en serios problemas.

 

El objetivo del Levante vuelve a ser mantenerse en Primera División para seguir saneando su deuda. No debe ser otro. Cualquier logro que lo supere, como clasificarse para Europa o llegar lejos en la Copa del Rey, es un victoria que será bien recibida, pero en ningún caso se perseguirá. Dado que el núcleo del equipo sigue intacto, en el ataque se ha aumentado la calidad y que Mendilibar es un entrenador muy respetado, se puede decir que el Levante cumplirá su objetivo: se mantendrá otro año más en Primera División, será uno de los rivales más incómodos de la competición y lo veremos de nuevo entre los más grandes el próximo año. De nuevo el Levante será fiel a su filosofía de matar o ser matado.

José Luis Mendilibar es un entrenador que valora la posesión, pero ante todo es un hombre pragmático y sabe que si tiene que sacrificarla para ganar, lo hará sin pestañear

Rafael Martins - Destinado a ser el hombre gol del Levante. Las esperanzas granotas pasan por sus pies y su olfato goleador

Simao - Será el ancla del centro del Levante un año más. Un pulmón al servicio de Mendilibar

Diego Mariño - Será el relevo del Keylor Navas. Ante él, el complicado reto de hacer olvidar al portero costarricense

Momento Injusto

Cualquier momento del año 2008 podría ser el momento más injusto del Levante. Ver a los jugadores denunciar en los juzgados a la directiva, ver cómo la directiva abandona el barco que ayudaron a hundir y ver a una afición con pancartas en el estadio dando ánimo a sus jugadores es algo que en “la mejor Liga del mundo” no deberíamos ver. Por suerte, ahora está en buenas manos y ha enderezado su rumbo. Hablar del Levante ahora es hablar de fútbol.

Will Smith

Will Smith

No soy albañil, pero hago columnas en EFEI. Todos los derechos reservados, especialmente para equivocarme. La inspiración se encuentra en la pregunta "¿Alguien es tan estúpido como para pensar en ello?"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>