[rev_slider slider61]

A Andrea Mandorlini le han destrozado el chiringuito que tan bien le ha funcionado durante estos últimos dos años. Todo comenzó con la baja de Jorginho y su salida a Nápoles en mitad del curso pasado. El brasileño era dueño y señor de los contraataques en el 4-3-3. Este verano han sido Cacciatore, Rómulo y sobre todo Juan Iturbe los que han abandonado el barco. Los veroneses afrontan el año con la mejor de las caras a sabiendas de que volver a ser una de las revelaciones de la liga es tarea de la suerte.  Aunque reunir a Rafa Márquez y Luca Toni sea uno de los hitos más bizarros del periodo estival, todo apunta a que habrá más tardes de tensión que de gozo.

Xabi Esnaola

Xabi Esnaola

Ganar es mejor que empatar, y empatar es mejor que perder.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>