Deportivo de La Coruña, quedarse en donde le corresponde

El Real Club Deportivo de La Coruña regresa a Primera División tras descender dos veces y lograr dos ascensos en los últimos cuatro años. El objetivo es, evidentemente, lograr la permanencia para dejar de ser un equipo ascensor, como fue en épocas pasadas, e intentar poco a poco volver a ser un habitual de los mejores campos de España. Durante las últimas temporadas, el club ha pasado por momentos difíciles: aparte de los citados descensos, la entidad ha entrado y salido del concurso de acreedores, ha visto como su estrella, Juan Carlos Valerón, dejaba el equipo para volver a su tierra, ha asistido a un cambio en la presidencia tras más de veinte años con Augusto César Lendoiro como presidente y se ha despedido al entrenador que logró el ascenso a principios de pretemporada. Por todo esto, el Dépor quiere reconstruirse. Tras subir a Primera la campaña pasada de la mano de Fernando Vázquez, temporada en la que el Deportivo luchó hasta el final por conseguir el ascenso directo, la plantilla debe mejorarse tras lo visto en Segunda División, con un ascenso que costó sudor y lágrimas cerrar.

Con las limitaciones económicas del club, esta tarea es más difícil. Moviéndose en el mercado buscando jugadores libres o cesiones, la directiva ha intentado armar un conjunto que consiga la salvación. Luis Fernández se ha marchado cedido al Lugo, para que siga su evolución como futbolista. Las cesiones de Ifrán, Sissoko y Bryan Rabello llegaron a su fin, mientras que todo un campeón del mundo como Carlos Marchena abandonó el equipo tras finalizar su contrato. Para evitar volver al “infierno” de Segunda, llegan a la entidad gallega hombres como Canella, Lucas Pérez, José Rodríguez, Salomão, Ivan Cavaleiro o Luis Fariña, cedidos por una temporada. Otro que también estará una temporada, pero a propiedad del Dépor y con opción de ampliar el contrato, es el ex barcelonista Isaac Cuenca, una de las principales incorporaciones. Los últimos movimiento en el mercado del Deportivo han traído a tierras gallegas a jugadores como Medunjanin, Hélder Postiga, Sidnei, Juanfran Moreno y Modibo Diakité.

El equipo podrá alternar variantes a la hora de formar el once titular, pues Víctor Fernández podría reforzar el centro del campo con tres hombres, pero para dar cabida a Fariña en la mediapunta, el equipo jugará con un 4-2-3-1, el esquema que más conocen los jugadores.

[rev_slider slider20]

Porteros

Aunque se especulaba con una posible salida, finalmente Germán “Poroto” Lux continuará en A Coruña, y tendrá así su oportunidad en Primera. Portero sobrio, de reflejos, y que a buen seguro dejará más de una parada que salvará puntos y quedarán en el recuerdo de los “highlights” del año. Su suplente, el canario Fabricio, también tiene experiencia en la categoría, y está capacitado para responder cuando se le necesite.

 

Defensas

En el centro de la zaga, donde Lopo e Ínsua acabaron formando pareja al final de la pasada temporada, vemos una combinación de experiencia y juventud en esta pareja que se compenetra a la perfección. Si el Dépor se muestra solvente atrás, Ínsua será una de las revelaciones del año. Las incorporaciones a última hora de Sidnei y Diakité completan la nómina en cuanto a lo que a centrales se refiere. Además, Álex Bergantiños puede jugar de central si ahí lo necesitan. Los laterales están bien cubiertos: el incansable Manuel Pablo y Laure, si bien son diestros, pueden actuar en la izquierda, donde Roberto Canella ha demostrado estar cualificado para rendir de inmediato, al igual que Luisinho. Juanfran Moreno, cedido por el Betis, también podría ocupar un puesto en la línea defensiva, pues sabe desenvolverse como lateral y como extremo.

 

Centrocampistas

Probablemente la línea del equipo con más calidad. Como uno de los capitanes del equipo, y con el 10 a la espalda, el canterano Juan Domínguez debe ser el líder y el timón del equipo. Escoltado por Bergantiños o el polaco Wilk, tendrá la ayuda de José Rodríguez a la hora de llevar la manija del juego del equipo. El jugador de la cantera madridista, al que José Mourinho le dio la oportunidad de debutar en Primera y en Champions, se le van maneras de jugón, y, en su primera etapa fuera del club blanco, querrá demostrar que vale para jugar en todo un Real Madrid.

En la mediapunta, Luis Fariña ha maravillado y cautivado al deportivismo en pretemporada. Pide el balón, regatea, marca goles y deja bonitos detalles en el céspe. El argentino cedido por el Benfica lo tiene todo para dejar muy buen recuerdo. Haris Medunjanin también puede incrustarse en en esta posición de enganche, haciendo que Fariña caiga a banda, o viceversa, siendo el bosnio el que ocupe la posición de falso extremo, siempre con tendencia a moverse hacia el interior.

Por las bandas, Cuenca tratará de olvidar sus problemas de lesiones y volver a ser el chaval en el que el mismísimo Pep Guardiola confió para su FC Barcelona. A su vez, Salomão y Juanfran, el primero tras recuperarse de una grave lesión y el segundo tras llegar a última hora, querrán dificultar la toma de decisiones de Víctor Fernández a la hora de elegir el once de cada partido. Mucha competencia y de calidad en este puesto, pues también hay que contar con la presencia de Ivan Cavaleiro, quien no ha desaprovechado los minutos que ha disputado y ya se ha estrenado como goleador en la presente edición de la Liga BBVA.

 

Delanteros

La delantera la componen Toché, con experiencia tanto en España como en Grecia, el gallego Lucas Pérez, que podrá cumplir su sueño de debutar en Riazor tras golear en el país heleno, y el portugués Hélder Postiga, del que se espera que aporte movilidad y experiencia en ataque tras no poder apenas disputar minutos la pasada campaña por problemas con una hernia discal.

 

Si bien no será tarea fácil, con trabajo, esfuerzo, y la pizca de suerte que todo equipo necesita, no sorprendería a nadie que el Deportivo lograra salvarse. Mimbres hay para ello, pero habrá momentos en la temporada en los que el equipo lo pasará mal. Puede que adolezca en algunos momentos de goles o seguridad defensiva, pero con un entrenador consagrado, una mezcla de jóvenes y veteranos, extranjeros y españoles, que quieren hacerse un hueco en el mundo del fútbol, el Deportivo de La Coruña podrá ver conseguido su objetivo: mantenerse en Primera, y seguir perteneciendo al lugar que le corresponde, entre los mejores.

Víctor Fernández es un entrenador veterano y contrastado. Logró levantar títulos con el Zaragoza y pasó por el Celta de Vigo, además de tener experiencia en el extranjero en el Gent y en el Oporto

Juan Domínguez - Canterano, gran toque de balón, buena lectura del juego y calidad. Debe dar un paso adelante

Pablo Ínsua - Seguro, contundente, bien por arriba y por abajo, rápido. Oportunidad en la élite para la gran promesa del Dépor

Luis Fariña - Regate, calidad, siempre pidiendo el balón y creando espacios. Dará que que hablar

Momento Injusto

Temporada 93/94.  Última jornada de Liga, al Dépor, líder, solo le valía la victoria ante el Valencia en Riazor. En el minuto 89, Nando era derribado en el área por Serer. Penalti. Riazor enloquece, la Liga estaba a once metros de distancia. Djukic, quien nunca fue un especialista, decide lanzar. El especialista Donato había sido sustituido y la estrella Bebeto no tuvo valor. Disparó flojo, a la derecha del guardameta González, fallando el penalti, dándole la Liga al FC Barcelona y sumiendo en una profunda tristeza a toda una ciudad.

Domingo Pérez

Domingo Pérez

Estudiante de turismo con vocación de periodista deportivo. Estopa como forma de vida. Gunner, canarión y coruñés de adopción. Redactor de @Futbolesinjusto 1993, Gáldar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>