Park Ji-Sung, el adiós de un pionero

Park Ji-Sung Manchester United

Hace no demasiado tiempo, hablar a un aficionado europeo sobre el fútbol asiático, decirle que un jugador de Corea del Sur iba a ser uno de los ídolos en Old Trafford o que iba a ser nominado al Balón de Oro, sonaba realmente extraño

Pero para que a día de hoy sea algo normal ver a jugadores asiáticos en clubes europeos, con un nivel de participación importante, alguien tuvo que abrir los ojos de sus directores deportivos. Para que advirtieran que, efectivamente, aquellos jugadores de los que sólo se hablaba cada cuatro años en el Mundial eran válidos para el fútbol de primer nivel europeo.

Y como todo, como prácticamente todo en el fútbol de Corea del Sur y Japón, el Mundial 2002 fue lo que marcó el punto de inflexión. Guus Hiddink fue el seleccionador de un conjunto que había aparecido en cinco Mundiales y no había ganado un solo encuentro. La historia de aquel Mundial la conocemos todos, la historia de Park Ji-sung empezaba a escribirse.

Al acabar el Mundial 2002 Hiddink se hizo cargo del PSV Eindhoven y decidió apostar por dos jugadores a los que había entrenado en su paso por la selección coreana: Lee Young-pyo y Park Ji-sung. Lee se adaptó rápido y comenzó jugando con asiduidad. Park, debido a sus lesiones, tardó más en entrar en el equipo y apenas jugó en esa primera temporada, pero los cimientos ya estaban preparados.

Tras tres temporadas en Eindhoven llegó la oferta de Sir Alex Ferguson. Cuatro millones de libras y Park se convertía en un red devil más en un paso de vital importancia para su carrera, que suponía la confirmación de todo lo que supo ver Guus Hiddink. Era el reconocimiento al trabajo y esfuerzo de un jugador especial.

En Old Trafford pasaría siete campañas. Una primera en la que se convirtió, desde su llegada, en pieza importante para el entrenador escocés y seis restantes marcadas por los problemas de lesiones que no le permitieron jugar todo lo que en él habría sido habitual.

A pesar de sus lesiones, a lo largo de las siete temporadas como jugador del Manchester United, Park sumó más de doscientos partidos e innumerables hitos en su carrera. Es el primer capitán surcoreano de la historia del Manchester United, primer asiático en jugar cuatro semifinales de UEFA Champions League –una de ellas con PSV–, primer asiático en jugar una final de UEFA Champions League y primer surcoreano en ganar la Premier League.

Tras todo esto vendría su traspaso al Queens Park Rangers y su cesión al PSV Eindhoven en la temporada 2013/14. Dicha cesión ha sido el colofón final y la vuelta al lugar donde todo comenzó en Europa. El pasado mes de mayo se ponía el punto final a la carrera del jugador más laureado del fútbol surcoreano y, quizá, el mejor que ha dado en los últimos tiempos. Jugador marcado por sus problemas de lesiones, pero generoso en el esfuerzo y determinante cuando ha estado en plenitud de condiciones.

Cien partidos como internacional con el combinado nacional con un total de trece goles y participación en tres mundiales, en los tres mejores mundiales en cuanto a resultados de la selección asiática.

Momento cumbre

Muchos han sido los momentos estelares de Park. En EFEI nos vamos a quedar con el 12 de junio de 2010 en el transcurso del Mundial de Sudáfrica. Park ya había jugado el Mundial de 2002 dónde marcó un gol a Portugal, el de 2006 con otro gol a Francia y en Sudáfrica 2010, en su tercer Mundial, se convertía en el primer jugador asiático en marcar en tres mundiales de manera consecutiva. Además, su gol contribuía a vencer por 2-0 a Grecia en una victoria clave para que el combinado surcoreano accediera a octavos de final.

Momento injusto

Sin duda, la final de la UEFA Champions League de la temporada 2007-08. Tras eliminar al F.C. Barcelona en semifinales, con Park jugando los dos encuentros completos, Sir Alex lo dejaba fuera de la convocatoria para la final en la que vencerían al Chelsea. Tres finales jugó el Manchester United con Park en plantilla, ganó la que Park Ji-sung vio desde la grada.

A-League – Australia: Fútbol en las antípodas

Bandera Australia
Mosaico-Liga-Australia1
Logo-A-League

Logo A-League (Foto: en.wikipedia.org)

Fecha de creación: 2004

Equipo con más títulos: Brisbane Roar (3)

Último campeón: Brisbane Roar

Web Oficial A-League

Ranking Mundial (IFFHS): 99

Evolución de la liga

La A-League australiana es una de las competiciones más jóvenes del continente. Fundada en el año 2004, es la heredera de la National Soccer League, competición disuelta al finalizar la temporada 2003-04 por su falta de viabilidad en el aspecto económico.

La primera temporada comenzó en agosto de 2005 con un formato de ocho equipos y se amplió al actual de diez clubes en la temporada 2009 con la inclusión de Gold Coast United y North Queensland Fury. Curiosamente, ninguno de los dos conjuntos sigue en la liga. Su plazas fueron ocupadas por Melbourne City, Melbourne Heart hasta esta misma temporada, y Western Sydney Wanderers. La liga la forman nueve equipos de Australia y uno de Nueva Zelanda, Wellington Phoenix.

La liga se estructura mediante un sistema de franquicias, no hay descensos ni ascensos, y cada franquicia tiene su plaza asegurada por varias temporadas, siempre y cuando cumpla con los requisitos financieros que vaya estableciendo la Federación Australiana de Fútbol (FFA).

Tiene un sistema económico similar al utilizado en Estados Unidos. Las plantillas deben estar formadas por entre 20 y 26 jugadores, deben tener un máximo de cinco jugadores extranjeros, límite que se reducirá a cuatro en la temporada 2015-16 para cumplir el 3+1 habitual que exige la AFC, y tres jugadores, al menos, deben tener menos de 20 años. Todo esto cumpliendo, además, el límite salarial que se sitúa esta temporada en 2,5 millones de dólares australianos, límite del que queda excluido el “jugador franquicia” que puede tener un salario ilimitado. Esta medida ha facilitado que jugadores como Alessandro del Piero, Shinji Ono o Damien Duff hayan disputado la liga australiana.

La liga se divide en dos fases. Temporada regular con 27 encuentros divididos en tres vueltas de todos contra todos y las series finales dónde los clasificados del 3º al 6º juegan una previa para acceder a las semifinales dónde les esperan los dos primeros clasificados de la temporada regular.

 

Equipos importantes

En la actualidad, teniendo en cuenta la juventud de la competición, los grandes dominadores de la liga son Brisbane Roar, Melbourne Victory y Sydney FC, aunque no hay que dejar de lado a un recién llegado como Western Sydney Wanderers que esta misma campaña sigue vivo en la AFC Champions League, dónde se enfrentará a Guangzhou Evergrande en cuartos de final.

El vigente campeón es Brisbane Roar, que se ha alzado con tres de las últimas cuatro ediciones, dejando escapar tan sólo la edición del 2013 en la que salieron campeones de las series finales Central Coast Mariners.

 

Los grandes nombres en la liga

La pasada temporada anunció su retirada una leyenda como Harry Kewellmientras que Alessandro Del Piero ponía el punto final a su aventura australiana sin un destino claro a esta alturas y otros como Shinji Ono dejaban la liga para acabar su carrera en su país natal

Las grandes estrellas para esta próxima temporada serán, sin duda, jugadores contrastados como David Villa, que llega a Melbourne City, dónde coincidirá con el ex jugador del PSV Orlando Engelaar o el delantero neozelandés de Sydney FC, Shane Smeltz, jugador con experiencia en Inglaterra y Turquía.

Si no emigran en estos próximos meses, será interesante ver a varios socceroos en acción, más si tenemos en cuenta que en pocos meses se disputa la AFC Asian Cup en Australia. Los contrastados Eugene Galekovic o Mark Milligan y, sobre todo, los jóvenes Craig Goodwin, Aaron Mooy, Tomi Juric y Connor Pain deberán ser protagonistas en esta próxima temporada.

Campeonato en constante evolución al que el paso de la confederación oceánica a la asiática y, por extensión, su participación en la AFC Champions League ha beneficiado de manera exponencial. Un torneo a seguir en los próximos años.

Chinese Super League – China: Un gigante con pies de barro

Bandera China
Mosaico-Liga-China
Chinese-Super-League-logo

Logo Chinese Super League (Foto: logo-city.org)

Fecha de creación: 2004

Equipos con más títulos: Guangzhou Evergrande y Shandong Luneng (3)

Último campeón: Guangzhou Evergrande

Web Oficial Chinese Super League

Ranking Mundial (IFFHS): 34

Evolución de la liga

El país más poblado del planeta. Su liga no podían faltar en este repaso a las principales ligas del continente asiático. Y es que, además, la Chinese Super League es una de las mejores del continente, sobre todo a raíz del paso al profesionalismo. En la última década ha llegado gran cantidad de dinero a diferentes clubes del país, aumentando de manera muy evidente tanto el nivel de la liga como el nivel de los jugadores extranjeros que llegan a la misma. El culmen llegó la pasada temporada, en la que Guangzhou Evergrande se hizo con el título continental convirtiéndose así en el segundo club chino en conseguirlo tras Liaoning Whowin en 1990.

La liga se inauguró con una temporada formada por doce equipos y se ha ido expandiendo hasta llegar al formato actual, dieciséis equipos con una temporada a doble vuelta que abarca de febrero-marzo hasta noviembre. En 2005 pasó a catorce equipos y en 2006 a los actuales dieciséis. No sería hasta 2009 cuando se disputaría con dichos dieciséis conjuntos. Desapariciones y renuncias hicieron que en esos tres años la liga la disputaran quince equipos.

El gran salto de la liga se produjo en 2011. En 2010 hubo un escándalo de amaño de partidos que el gobierno atajó convenientemente, con fuertes sanciones y destituciones de directivos federativos, así como una gran campaña de lavado de imagen. Lo que parecía un grave problema los dirigentes chinos lo convirtieron en una gran oportunidad y la liga salió fuertemente reforzada.

En esa temporada 2011, los clubes locales se lanzaron al mercado internacional, llegando jugadores como Darío Conca, y en 2012 lo hicieron Didier Drogba, Seydou Keita, Frederick Kanoute o Lucas Barrios, así como entrenadores de renombre como Takeshi Okada, Sergio Batista o Marcello Lippi.

En cuanto a la regulación de extranjeros, en esta liga es algo diferente a la de los países de la zona. Cada equipo puede tener en plantilla cuatro extranjeros más uno de un país AFC, si bien en el campo sólo puede haber, al mismo tiempo, tres más uno. Como norma especial hay que reseñar que, en la competición nacional, los jugadores de Hong Kong, Macao y China Taipei no ocupan plaza de extranjero salvo que sean porteros, en cuyo caso si se consideran extranjeros. En cambio, sí que son considerados jugadores foráneos en la AFC Champions League.

Los dos últimos clasificados tras la temporada descienden a la League One, ascendiendo los dos primeros de dicha categoría. De cara a la competición continental, los tres primeros clasificados más el campeón de la FA Cup obtienen plaza para la AFC Champions League.

 

Equipos importantes

En la competición china, a día de hoy, hay tres grandes equipos, uno muy por encima del resto. Guangzhou Evergrande es el súper gigante nacional, vencedor de las últimas tres ediciones y de la pasada AFC Champions League. En esta temporada marcha directo a un nuevo título y clasificado para cuartos de final de la AFC Champions League tras pasar por encima de Cerezo Osaka en octavos. Sólo tres títulos en su haber, pero son los tres últimos.

A su sombra, y luchando por salir de ella, está Beijing Guoan, con un título. Es el principal rival esta temporada en la competición doméstica. Por otra parte, cabe destacar también al Shandong Luneng, quien posee en sus vitrinas tres ligas nacionales, la última de ellas en 2010.

 

Los grandes nombres en la liga

En las últimas temporadas han llegado grandes estrellas a la liga china. Los últimos en llegar han sido el italiano Alberto Gilardino, a Evergrande, como no podía ser de otra forma, y Szabolcs Huszti, que ha llegado a Changchun Yatai.

Otros grandes nombres que adornan la competición son Alessandro Diamanti, Vagner Love, Elkeson, Pablo Batalla o Zviezdan Misimovic. Entre los nacionales, también hay jugadores a tener en cuenta: Zheg Chen, Rong Hao, Yu Hai y, sobre todo, la gran estrella china del momento, el delantero Gao Lin.

En resumen, una liga muy interesante que ha dado un salto cualitativo gracias a la llegada de mucho dinero procedente de los grandes conglomerados empresariales del país. Sólo falta que sepan trasladar esta mejora al combinado nacional. Los veremos en la próxima AFC Asian Cup.

K-League Classic – Corea del Sur: Fútbol en el país de la tecnología

Bandera Corea Sur
Mosaico-K-League
k-league-classic-logo

Logo K-League Classic (Foto: modernseoul.com)

Fecha de creación: 1983

Equipo con más títulos: Seongnam F.C. (7)

Último campeón: Pohang Steelers

Web Oficial K-League Classic

Ranking Mundial (IFFHS): 23

Evolución de la liga

Esta temporada 2014 será la número 32 en la historia de la competición. Creada en 1983 como liga profesional ha ido evolucionando, como todas las ligas de la zona, a medida que pasaban los años. La liga inaugural, la del año 83, la disputaron, tan sólo, cinco equipos, saliendo vencedor Hallelujah F.C. De aquella primera temporada sobreviven en la élite del fútbol coreano tres de ellos: Yukong Elephants (Jeju United F.C.), POSCO Dolphins (Pohang Steelers)  y Daewoo Royals (Busan I’Park).

La liga ha ido pasando por diferentes etapas, desde los cinco clubes de la temporada inaugural hasta llegar a una liga de dieciséis la temporada que más clubes participaron en la primera división del país.

Hasta la temporada 2012 la liga era una competición “cerrada”, sin ascensos ni descensos, organizada con un sistema de franquicias y clubes controlados por los grandes holdings empresariales del país, Samsung, Daewoo o Hyundai controlaban los principales equipos del país.

A día de hoy el sistema del fútbol coreano se estructura de la siguiente forma. K-League Classic, formada por doce equipos. El último clasificado desciende y el 11º juega partido de promoción con un equipo del segundo escalón, la K-League Challenge, formada por diez equipos. En esta segunda división el campeón asciende de forma directa y los clasificados del 2º al 4º puesto disputan un playoff de ascenso, el ganador de este playoff se juega el ascenso con el 11º clasificado de la K-League Classic. De esta segunda división no hay descensos al tercer nivel, Korea National League.

La K-League Classic, en esta temporada 2014, constará de una temporada regular de 33 partidos, tres vueltas, y una segunda fase en la que la liga se divide en dos grupos de seis conjuntos que luchan por el título, los seis primeros, y por evitar las dos últimas plazas los clasificados del 7º al 12º tras las 33 jornadas. Esta segunda fase consta de, tan sólo, cinco jornadas.

La regulación de jugadores extranjeros es similar a la que hay en la J-League japonesa. Máximo de cuatro extranjeros por plantilla debiendo ser uno de ellos de un país miembro de la AFC. Como peculiaridad cabe reseñar que los nacionales de Corea del Norte no ocupan plaza de extranjero en la competición doméstica.

 

Equipos importantes

Los grandes equipos coreanos son Pohang Steelers y Seongnam, con cinco y siete títulos respectivamente. Estos conjuntos, además, son los dos más laureados en la AFC Champions League, con tres títulos para los Steelers y dos para Seongnam. Otros grandes conjuntos son Suwon Bluewinds, equipo Samsung, con cinco ligas y dos Champions, y FC Seoul, cinco ligas y actual subcampeón continental.

 

Los grandes nombres en la liga

En Corea, al igual que en Japón¸ son mayoría los jugadores de origen brasileño, un total de diecisiete, siendo los procedentes de la antigua Yugoslavia los siguientes en reputación para los conjuntos del país. Un español tenemos en la liga, el central Osmar Barba, y otro que nació en España pero que tiene la nacionalidad japonesa, el delantero Sergio Ariel Escudero.

Aparte de los internacionales coreanos Kim Shin-wook y Kim Jung-woo, el foco mediático se lo llevan los extranjeros Leonardo, extremo zurdo de Jeonbuk Hyunday Motors, el mediapunta colombiano de FC Seoul, Mauricio Molina, el delantero Stevica Ristic y otro extremo izquierdo, el montenegrino Filip Kasalica, recién llegado a Ulsan Hyunday procedente del Estrella Roja de Belgrado.

K-League Classic, mejor liga del continente asiático según la IFFHS, pero competición que es exportadora de talento y no sólo con dirección Europa. Arabia Saudí, Catar y, sobre todo, Japón, tienen infinidad de jugadores coreanos en sus ligas.

Irán Pro League – Irán: El renacer del Imperio Persa

Bandera Iran
Mosaico-Liga-Iran
Persian Gulf Pro League logo (Foto: parstimes.com)

Logo Irán Pro League (Foto: parstimes.com)

Fecha de creación: 1970

Equipo con más títulos: Persepolis (9)

Último campeón: Foolad

Web Oficial Irán Pro League

Ranking Mundial (IFFHS): 37

Evolución de la liga

La liga de Irán se estableció por primera vez en la temporada 1970-71. Con anterioridad no había, como es habitual en muchos países, otra cosa más allá de torneos locales y regionales.

A pesar de establecerse una competición a nivel nacional, el desarrollo del fútbol iraní vivió momentos muy complicados a lo largo del último tercio del siglo XX. Temporadas que no se llegaron a disputar o finalizar y un parón futbolístico de más de diez años durante la guerra Irán-Irak.

El fútbol profesional no se instauraría con fuerza y de manera estable hasta la temporada 2001-02 con la creación de una liga totalmente profesional, la Iran Pro League, formada por catorce conjuntos, de los cuales los dos últimos descendían a la segunda división.

Con los años, la liga fue creciendo, llegando a los dieciocho equipos, hasta que en la edición de 2012-13, tras una recomendación del seleccionador iraní Carlos Queiroz, la liga se redujo al sistema actual de dieciséis equipos.

El sistema de competición es de partidos a doble vuelta, treinta jornadas en total, descendiendo a la Azadegan League los dos últimos clasificados y jugando un playoff de promoción el clasificado en 14º lugar. La competición comienza en Agosto y finaliza en Mayo, de manera similar a las ligas europeas.

Cuatro equipos clasifican para la AFC Champions League, los tres primeros clasificados en la liga y el campeón de la Hazfi Cup. Todos ellos acceden de manera directa a la fase de grupos.

 

Equipos importantes

Irán es un país de una extensión más que considerable y está situado en una zona de grandes migraciones y turbulencias históricas. Su población es un reflejo de este pasado: minorías kurdas, azeríes, luras o armenias conviven con la mayoría persa. Al hablar de grandes equipos hay que tener en cuenta esta idiosincrasia.

No tiene ningún título de liga en sus vitrinas, sólo una copa, pero el Tractor Sazi es uno de los grandes clubes del país. Está situado en la localidad de Tabriz, en el noroeste del país, en una región de mayoría azerí, donde el idioma más hablado es el turco. Más de 60.000 personas acuden a ver sus partidos y el estadio, en sus partidos como local, nos llega a recordar a los grandes estadios turcos. Los partidos contra Sepahan o Persépolis son algo digno de ver… desde la distancia.

Por títulos, los grandes del país son, sin duda, Sepahan, Esteghal, Persepolis y el intermitente Foolad. Si bien la grandeza nacional no consiguen trasladarla a la competición internacional, dos equipos han sido finalistas de la AFC Champions League: Sepahan en 2007 y Zob Ahan Isfahan en 2010. Otros dos la han levantado: Esteghal, en dos ocasiones, y PAS Teherán, equipo disuelto en 2007 y del que PAS Hamedan se podría considerar su heredero, ya que acogió al cuerpo técnico y varios jugadores del desaparecido equipo de Teherán.

 

Los grandes nombres en la liga

La liga iraní, a diferencia de las vecinas de Catar y Emiratos, no tiene grandes nombres extranjeros en su competición debido al menor poder económico. Sin embargo, sí tiene una buena base de jugadores nacionales que hacen de la liga iraní una de las más fuertes del continente.

Hasta quince jugadores de la escuadra iraní del pasado Mundial juegan en la liga local. El portero Rahman Ahmadi, los defensas Mehrdad Pooladi y Amir Sadegui o los medios Andranik Teymourian y Ehsan Hajsafi son claros ejemplos.

Campeonato complejo el iraní, a imagen y semejanza del país, con una buena base, pero sin el poder económico de otros países de su entorno, aunque la pasión de las gradas de campos como el Yadegar-e Emam, Azadi Tehran o Ghadir Ahvaz no es fácil de encontrar en otras partes del continente asiático.

J-League – Japón: Calidad en el lejano oriente

Bandera Japon
Mosaico-J-League
Logo-J-League

Logo J-League (Foto: readfootball.com)

Fecha de creación: 1992

Equipo con más títulos: Kashima Antlers (7)

Último campeón: Sanfrecce Hiroshima

Web Oficial J-League

Ranking Mundial (IFFHS): 30

Evolución de la liga

La liga japonesa es una de las ligas con más amplia cobertura mediática a nivel internacional de todo el continente asiático.

Creada como liga profesional en 1992, recogió el testigo del fútbol amateur del país, creando una competición totalmente profesional con una liga de diez equipos en su temporada inaugural.

En 1999 y debido al drástico descenso de aficionados, la liga decide dar un paso adelante. Se crea la J-League 2, también con carácter profesional, pasando a tener dieciséis equipos la primera división y diez la recién creada segunda división. La liga se dividía en un formato similar al fútbol sudamericano, dos vueltas independientes con el añadido de un partido por el título entre los dos campeones de cada vuelta para decidir el campeón nacional al final del campeonato.

El sistema actual consta de una liga de dieciocho equipos con cuatro plazas para la AFC Champions League, una de ellas para el campeón de la Emperor’s Cup, y tres descensos directos a J-League 2.  En cuanto a jugadores extranjeros, cada club puede inscribir cuatro no japoneses en sus plantillas con la única condición de que, al menos uno de ellos, sea de nacionalidad de un país miembro de la AFC.

La próxima temporada habrá un nuevo cambio en el sistema de competición. Se volverá al sistema de doble vuelta independiente con un playoff final. El sistema de dicho playoff y qué equipos participarán en él es algo que aún está por definir a final de año.

 

Equipos importantes

Desde la creación de la liga profesional hasta nueve equipos han disfrutado del status de campeón. Kashima Antlers es el más laureado con siete títulos, el último de ellos en 2009. Desde entonces otros tres equipos se han estrenado en el palmares nacional: Nagoya Grampus en 2010, Kashiwa Reysol en 2011 y Sanfrecce Hiroshima en las dos últimas ediciones. Yokohama Marinos y Jubilo Iwata, ambos con tres títulos, son los otros grandes clubes del país en cuanto a palmares.

Cómo datos curiosos podemos reflejar el hecho de que dos campeones se encuentran en la actualidad en J-League 2: hablamos de Tokyo Verdy, que vivió sus momentos de grandeza a principios de los 90 con dos ligas y tres copas de la liga, y Jubilo Iwata.

Sólo cuatro equipos han disputado todas las ediciones de la J-League. Ellos son Kashima Antlers, Nagoya Grampus, Shimizu S-Pulse y Yokohama Marinos.

 

Los grandes nombres en la liga

Históricamente el fútbol japonés siempre ha tenido como referencia el fútbol brasileño. Grandes jugadores han recalado en la liga en sus últimos años e infinidad de entrenadores del país sudamericano han llegado a Japón para aportar sus conocimientos, si bien sólo Zico y Falcao llegaron a hacerse cargo del equipo nacional.

Actualmente Brasil sigue siendo el mercado de referencia. Hasta 35 jugadores brasileños disputan la liga, siendo Corea del Sur el país que le sigue en importancia con 22 jugadores aportados. En los últimos años la liga ha visto cómo sus mejores jugadores emigraban hacia las ligas europeas. Nombres como los de Eiji Kawashima, Atsuo Uchida, Yuto Nagatomo, Makoto Hasebe, Shinji Kagawa o Hiroshi Kiyotake son ya sobradamente conocidos en las ligas del viejo continente. Debido a esta exportación de talento, los clubes nipones tienen que resolver un problema temporada tras temporada: la liga nacional se desarrolla durante el año natural y sus jugadores franquicia parten hacia Europa en el mercado veraniego, por lo que deben sustituir sus bajas en mitad del campeonato nacional.

Un campeonato, en definitiva, con un gran foco mediático pero con un nivel que no están consiguiendo mejorar. Los mejores jugadores locales se marchan y los extranjeros que llegan no terminan de aumentar el nivel competitivo de sus clubes en la competición continental. Pero algo es innegable: es un campeonato muy atractivo de ver.

Qatar Stars League – Catar: El dinero como base de todo

Bandera Catar
Mosaico Qatar
Qatar-Stars-League-logo

Logo Qatar Stars League (Foto: qfa.com.qa)

Fecha de creación: 1963

Equipo con más títulos: Al-Sadd SC (13)

Último campeón: Lekhwiya SC

Web Oficial Qatar Stars League

Ranking Mundial (IFFHS): 66

Evolución de la liga

La liga catarí se creó, de manera no oficial, en la temporada 1963-64. Y hablamos que lo hizo de manera no oficial pues la propia Qatar Football Association (QFA) se fundó tan sólo tres años antes y no entraría a ser parte de la FIFA hasta 1970, afiliándose a la AFC en 1972.

Tras esa afiliación a la confederación asiática se disputaría la primera liga oficial del país. Era la temporada 1972-73 y el primer campeón fue Al Estaqlal, equipo que hoy es Qatar SC.

A pesar de ser una de las competiciones más antiguas del continente, el desarrollo de la liga de Catar no se ha producido de manera clara y efectiva hasta ya entrado el presente siglo. Sirva de ejemplo que casi desde el comienzo de la competición ha habido segunda división, pero no había ni ascensos ni descensos a la máxima categoría nacional.

El sistema actual consta de una primera división formada por catorce clubes que disputan un torneo a doble vuelta, donde los dos últimos clasificados descienden a la segunda división. Esta segunda categoría ha sido reestructurada recientemente y está compuesta por dieciocho equipos, los catorces filiales de los clubes de primera división y tan solo cuatro equipos más. Los dos primeros clasificados, que no sean filiales, ascienden a la Qatar Stars League.

Los dirigentes federativos del país, sobre todo en los últimos años, han trazado una hoja de ruta para elevar el nivel del fútbol en el país, tanto a nivel de selección como, sobre todo y como primer paso, de clubes. Además de la remodelación del sistema organizativo de la primera división ya comentado, hay que añadir el dinero que reciben los clubes de patrocinadores y federación y que va destinado, principalmente, al fichaje de estrellas venidas de todos los puntos del planeta fútbol.

Catar, por ranking, clasifica cuatro equipos para la AFC Champions League, sin embargo, solo dos de ellos entran directamente en la fase de grupos, el campeón de liga y el vencedor de la Copa del Emir. Los otros dos conjuntos, segundo y tercer clasificado en liga, entran en la segunda fase previa y deben pasar dos rondas a partido único para acceder a la fase de grupos. Esta temporada, tanto El Jaish, ganando a Nasaf Qarshi por 5-1 y a Al-Qadsia por 3-0, como Lekhwiya, que venció 2-1 a Al-Hidd y 4-1 a Al-Kuwait, han logrado acceder a la fase de grupo, dónde ambos cayeron eliminados.

 

Equipos importantes

El fútbol catarí tiene una amplia historia, si bien esta es poco conocida a nivel internacional. Sólo dos equipos han llegado a la final de la AFC Champions League: Al-Arabi que cayó derrotado en la temporada 1994-95 ante Thai FarmersBank FC, club disuelto en el año 2000, y Al-Sadd, que alzó el título en las dos ocasiones en las que llegó a la final, la última en 2011.

El mismo Al-Sadd es el que más ligas nacionales ostenta con trece campeonatos, seguido por Qatar SC, con ocho, mientras que con siete figuran Al-Rayyan, Al-Gharafa y Al-Arabi.

 

Los grandes nombres en la liga

En los últimos años la liga catarí se ha llenado de grandes estrellas. Raúl González, que abandonó Al-Sadd al finalizar la pasada temporada, ha sido una de las grandes estrellas. Esta próxima edición, salvo fichajes de última hora, la disputaran nombres tan conocidos como Kalu Uche, Nilmar, Lucho González, Lisandro López o Muriqui.

Entre los jugadores cataríes de mayor nivel podemos citar a Sebastián Soria, Ibrahim Majid, Hassan Al-Haidos o Yusef Ahmed. Todos ellos participantes en la Qatar Stars League.

Los clubes tienen el dinero. La federación tiene el dinero, los conocimientos y la oportunidad. Atentos al fútbol de Catar, pues en las próximas temporadas veremos una fuerte evolución. El trabajo con las categorías inferiores y con proyectos como el de Aspire Academy va a dar sus frutos, seguro.

Thai Premier League – Tailandia: Algo más que turismo

Bandera Tailandia
Mosaico-Thai-Premier-League
Thai-premier-league-logo

Logo Thai Premier League (Foto: en.wikipedia.org)

Fecha de creación: 1996

Equipos con más títulos: Muangthong United y Buriram United (3)

Último campeón: Buriram United

Web Oficial Thai Premier League

Ranking Mundial (IFFHS): 63

Evolución de la liga

La primera competición oficial del país se comenzó a disputar en el año 1916. Se trataba de la Kor Royal Cup y era el torneo más importante del fútbol tailandés. Su primer campeón fue Department of Performing Arts. A día de hoy, la Kor Royal Cup se sigue disputando, aunque ahora representa a la Super Copa que enfrenta a los vencedores de la liga nacional y de la Copa.

Hasta el año 1996 no se estableció una liga profesional en el país. En este año la federación tailandesa creó y organizó la primera edición de la recién creada liga nacional. Un torneo que aglutinaba a un número de conjuntos que ha ido variando a lo largo de los años de diez a doce equipos. Actualmente el torneo, para esta temporada 2014, está formado por veinte equipos que juegan en un sistema de ida y vuelta con un total de 38 jornadas.

Tras ampliarse la competición a veinte equipos en esta edición 2014, se va a reestructurar de nuevo para la temporada 2015 reduciendo el número de equipos a dieciocho. Para ello, los cinco últimos clasificados descenderán y su lugar será ocupado por los tres primeros clasificados de la League One.

En cuanto a la regulación del número de extranjeros, cada equipo puede tener en plantilla hasta siete jugadores no tailandeses debiendo ser uno de ellos, al menos, de nacionalidad AFC (de algún país que forme parte de la Confederación Asiática). En los partidos de liga sólo puede haber cinco de ellos entre los convocados y sólo cuatro sobre el césped (al menos uno de ellos deberá ser un jugador AFC)

Gracias a esta norma, bastante más permisiva que las de otros países, se ha conseguido que la legión extranjera en la liga tailandesa sea realmente extensa. Varios países destacan por su gran colonia en la liga. Brasil, habitual en el continente asiático, Corea del Sur, Japón y España tienen varios jugadores en los equipos tailandeses. Entre la colonia hispana tenemos jugadores del nivel de Carmelo González, David Rochela, Juan Quero, Sergio Suárez, jugadores con experiencia en la segunda división española e, incluso, un internacional U-19, Goodwin Antwi, aunque el jugador de origen ghanés nunca llegó a jugar como profesional en España ya que el Liverpool lo firmó con diecisiete años procedente del Real Zaragoza.

Tailandia, por su ranking dentro de la AFC, tiene derecho a tres plazas en la AFC Champions League, una de ellas de acceso directo a la fase de grupos, otorgada al campeón de liga, y otras dos mediante acceso a la fase previa, plazas que ocupan el subcampeón de liga y el campeón de la FA Cup.

 

Equipos importantes

Dos son los grandes dominadores de la liga en el último lustro. Muangthong United y Buriram United se han alzado con los seis últimos campeonatos. Chonburi en 2007 fue el último equipo que pudo con esta dualidad. En esta temporada son, precisamente, estos tres conjuntos los que se están disputando el campeonato local y el acceso a la AFC Champions League, algo que ya consiguieron la pasada temporada, junto a un aspirante inesperado como BEC Tero Sasana. Ni Chonburi ni Muangthong lograron superar la fase previa mientras que Buriram no pudo igualar su resultado de la pasada campaña y cayó en la fase de grupos.

 

Los grandes nombres en la liga

Como decíamos al comienzo del artículo, la colonia española es amplia en el país. Fuera de los nacionales podemos encontrar jugadores como el filipino, de origen español, Javier Patiño, los brasileños Lucio Maranhao, Thiago Cunha o Juliano Mineiro, el australiano Erik Paartalu o los internacionales por Montenegro, Darko Tasevski y Blaze Ilioski.

Uzbek League – Uzbekistán: Fútbol ex soviético en Asia

Bandera Uzbekistan
Mosaico-Liga-Uzbekistan
Uzbek League logo

Logo Uzbek League (Foto: en.wikipedia.org)

Fecha de creación: 1992

Equipo con más títulos: Pakhtakor Tashkent (9)

Último Campeón: Bunyodkor Tashkent

Web Oficial Uzbek League

Ranking (IFFHS): 69

Evolución de la liga

Creada en 1992, justo después de la independencia del país de la Unión Soviética, es la liga más fuerte del antiguo ámbito soviético que compite en la AFC.

La primera edición de la recién creada liga uzbeka se la anotaron el Pakhtakor Tashkent y el Neftchi Farg’ona, que finalizaron con 52 puntos una liga que disputaron diecisiete conjuntos y de la que descendieron los tres últimos clasificados.

Las temporadas siguientes ya se disputaron con un formato de dieciséis equipos en ida y vuelta. Competición a treinta jornadas con el Neftchi Farg’ona como principal dominador y equipos, a día de hoy, de menor entidad. Do’stlik ganó las ligas del 99 y del 2000, Navbahor Namangan la del 96 y MHSK Tashkent la del 97. A día de hoy Do’stlik y MHSK son parte de la historia del fútbol uzbeko y el Navbahor se mantiene en la primera división pero sin un papel destacado. La temporada pasada finalizó 11º.

Cuando se habla del fútbol de las nuevas repúblicas ex soviéticas siempre hay que hacer mención a lo que hicieron sus equipos en la liga rusa. En el caso de Uzbekistán, sólo uno de sus equipos disputó la primera división rusa. Hablamos del Pakhtakor Tashkent. El club de la capital llegó a jugar veintidós temporadas y su mayor éxito fue ser finalista de Copa en la edición del año 1967.

El Pakhtakor también tiene una historia trágica detrás. En la temporada 1979, cuando jugaba la Soviet Premier League, en un vuelo hacia Minsk, el avión que llevaba al equipo se estrelló en el aire con otro avión. Murieron 178 personas, todas las que iban en ambos vuelos.

Otro dato curioso de la liga. Los partidos que enfrentan a Pakhtakor Tashkent y Neftchi Farg’ona se conocen como Ozbek Classikosi, “El Clásico”, por analogía, con nuestros derbis Real Madrid – F.C. Barcelona.

 

Equipos importantes

En la liga uzbeka destacan tres conjuntos por encima de todos los demás. Los tradicionales Pakhtalor Tashkent con nueve ligas y Neftchi Farg’ona con cinco y el recién llegado Bunyodkor Tashkent que posee cinco ligas, todas logradas en las últimas seis temporadas.

Sin embargo, la pasada campaña fueron Nasaf Qarshi y Lokomotiv Tashkent, el tercer equipo de la capital, los que lograron plaza para participar en la AFC Champions League. Ninguno de los dos pudo pasar la segunda ronda clasificatoria, en la que entraron al caer ante El Jaish y Al-Kuwait.

 

Los grandes nombres en la liga

La liga uzbeka no destaca por ser importadora de talento. Bunyodkor, el club más potente económicamente, tiene como extranjeros a dos ucranianos, Sergiy Simonenko y Oleksandr Pyshchur, y un japonés que pasó por el Skonto Riga, Minori Sato. Ha sufrido la baja, a finales de julio, del español Carles Coto que ha pasado ya por Anorthosis, Dinamo Tbilisi y Dinamo Minsk, esta baja ha sido compensada con la llegada desde el Fajr Sepasi del bosnio Samir Bekric.

Así las cosas, las grandes estrellas de la liga son los jugadores nacionales, miembros del combinado nacional, que no han salido al extranjero. Son los casos de Ignatiy Nesterov, Shavkat Mullajanov, Jasur Khasanov, Victor Karpenko o Igor Sergeev.

La gran figura del país es un mito del fútbol underground. Maksim Shatskikh, actual jugador del Hoverla Uzhhorod, pero más conocido por sus diez temporadas en el Dinamo Kiev, con el que marcó 97 goles en sus años en el equipo de la capital. Segundo máximo goleador histórico de la liga ucraniana con 118 goles, sólo superado por Serhiy Rebrov.

Racing Club de Lens

Stade Félix Bollaert

Ascendido esta temporada, tuvo problemas en la presentación de avales para confirmar su sitial en la máxima divisional, pero finalmente pudo superar los problemas administrativos, mientras el Sochaux estaba expectante al poder mantener la categoría debido a esto, cosa que finalmente no ocurrió. Equipo que supo salir campeón y conocer las mieles del éxito, esta temporada buscará retornar a esas épocas doradas de la institución. Para esto, trajo al ex-técnico del PSG Antoine Kombouaré, quien se apoya en Jerome Le Moigne y Adamo Coulibaly para volver a hacer grande al equipo rojo y amarillo.